¿Dónde conviene anunciar, en línea, nuestros servicios de traducción?
15/04/2014
Desde mayor especialización hasta nuevos servicios con Udemy
29/04/2015
Show all

¿Conviene comenzar a trabajar mientras se estudia?

Una de las preguntas que con más frecuencia se hacen los futuros traductores mientras cursan sus estudios es si conviene comenzar a trabajar cuando todavía se es estudiante, o si es mejor esperar a graduarse. En mi caso, comencé a desempeñarme como traductor independiente en mi tercer año de estudio, en una carrera de cinco años, y creo que es una experiencia aconsejable para todos los estudiantes que tengan la posibilidad de llevar a cabo ambas actividades de manera simultánea.

Si hablamos de comenzar a incursionar en la provisión de servicios de traducción de manera independiente, y no de otros trabajos que no estén directamente relacionados con los servicios lingüísticos, una de las principales ventajas es que, al completar dos procesos fundamentales al mismo tiempo (estudio y práctica), la relación entre la formación y el ejercicio profesional se vuelve más evidente, y se aprovecha más lo aprendido, dado que es más fácil detectar su aplicación real. El traductor puede poner en práctica los conocimientos adquiridos, discernir qué materias de estudio le interesan más y abordar las dudas que genera el desempeño de la actividad profesional con sus profesores y pares, por ejemplo. Sin embargo, cabe hacer una advertencia: cuando comencemos a tener un cierto flujo de traducciones, correcciones, ediciones u otros trabajos relacionados, puede que nos tentemos de dejar de lado los estudios porque ya nos está yendo bien sin haberlos completado de todos modos. Aun así, no debemos dejar que este pensamiento nos convenza de abandonar nuestra formación profesional, ya que, si bien esta no es excluyente para desenvolverse en el mercado, es un activo valiosísimo, y puede que en el futuro nos encontremos ante una necesidad repentina de contar con dicha certificación.

Por otro lado, si empezamos a insertarnos en el mercado mientras estudiamos, cuando nos graduamos nos sentimos más preparados para nuevos desafíos, y probablemente pensemos en el título de traductor de inglés, de francés, de italiano, etcétera, como un nuevo aliado para seguir progresando, en vez de sentir que es una especie de carga que nos obliga a hacerlo valer cuanto antes para no haber desperdiciado tantos años de estudio, que es una experiencia que muchos graduados describen. Esto es porque sienten que el título universitario les exige el ejercicio de la profesión y, como encontrar la actividad que nos gusta y con la que estamos cómodos a veces lleva tiempo, puede generar sentimientos de frustración que son muy nocivos para el profesional. Esto es importante porque, con frecuencia, nos topamos con profesionales que no aceptan trabajos no relacionados con su área de estudio. Esto no se debe a que no les interesen, sino porque consideran que, si estudiaron una carrera, no deben dedicarse a otra área, lo que convierte al título en una restricción en lugar de una llave para nuevas oportunidades.

Por supuesto que además de todos estos factores, debemos considerar qué tan viable es para cada uno hacerse tiempo para llevar a cabo ambas actividades. De todos modos, para quienes desean desempeñarse como traductores independientes o freelance, aun si decidieran que no desean trabajar todavía, sino dedicarse por completo a sus estudios, es recomendable comenzar a interiorizarse en el mercado y en el universo de la traducción, ya que, por lo general, comenzar a recibir los primeros trabajos lleva algo de tiempo. Así, comenzarán el recorrido profesional sin apuros por encontrar clientes, se familiarizarán con el rubro con más tranquilidad y, si conseguir los primeros clientes les lleva un cierto periodo de ensayo y error, ya habrán superado gran parte de este proceso cuando se reciban y podrán comenzar a trabajar más rápido. Si comenzaran a conseguir trabajos cuando todavía no desean trabajar, pueden entonces reconsiderarlo, derivar el trabajo a algún colega (que siempre es una buena forma de construir relaciones de beneficio mutuo) o regular la cantidad de trabajo que desean aceptar, y sabrán que están listos para insertarse en el mercado cuando lo deseen.

En pocas palabras, ya sea que estemos listos para comenzar a hacer nuestros primeros trabajos de traducción o que prefiramos esperar hasta habernos recibido, comenzar a buscar clientes y a conocer el mercado de la traducción es beneficioso para el futuro profesional desde todos los puntos de vista, tanto para el ámbito profesional como para su formación. En otro artículo abordaremos la posibilidad de comenzar a trabajar en un área diferente de la de los servicios lingüísticos.

Juan Macarlupu
Juan Macarlupu
Juan Manuel Macarlupu Peña es un joven profesional con una vasta trayectoria en el mercado de la traducción. Es traductor público nacional de Inglés y brinda servicios de traducción, corrección, capacitación y consultoría externa, entre otros, a agencias y clientes directos en los cinco continentes. Juan ha llevado a cabo tareas de selección y evaluación de proveedores para importantes empresas de servicios lingüísticos, se ha desempeñado en la enseñanza de la traducción en instituciones públicas y privadas, y ha dictado cursos y conferencias para traductores noveles a lo largo y a lo ancho del país. Además, lleva adelante un blog en el que escribe artículos de interés para quienes están dando sus primeros pasos en el mundo de la traducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *