Cinco características de tus potenciales clientes que debes conocer para que respondan tus mensajes

¿Error de traducción en la interfaz de SDL Trados Studio?
23/10/2015
Cinco preguntas frecuentes de traductores noveles, respondidas
04/05/2016
Show all

Uno de los factores que más determina si un cliente potencial va a responder a un correo que le enviemos como primer contacto es su percepción de si se trata de un mensaje masivo o de un intento sincero de contactarnos únicamente con él.

Cuando enviamos mensajes masivos, aunque nos tomemos el tiempo de enviarlo a cada uno de los destinatarios por separado, el destinatario puede detectar sin ningún esfuerzo que ese mensaje no está dirigido a él en particular, por lo que no siente la necesidad de contestar. Si una persona le habla a otra individualmente, esta última siente que la obligación de responder es más fuerte, ya que son los únicos dos involucrados en la conversación. Por eso es importante que, si vas a escribirle a un cliente potencial por primera vez, el mensaje sea personalizado para ese cliente. A continuación, comparto algunos aspectos que se pueden tener en cuenta para personalizar los mensajes a futuros clientes:

  1. Qué servicios ofrece: Ya sea que contactemos a una agencia de traducción o a un cliente directo, en nuestro correo podemos hacer referencia a los servicios que ofrece y a la relación entre esos servicios y las soluciones que nosotros brindamos. Como no todas las empresas se dedican a lo mismo, y ni siquiera todas las agencias de traducción se dedican a ofrecer los mismos servicios dentro de los mismos rubros, conocer los servicios que el cliente brinda le dejarán ver que ese mensaje no pudo haber sido enviado masivamente.
  2. Quiénes son sus clientes y qué productos o servicios ofrecen: Otro paso importante antes de abordar a un cliente potencial de nuestros servicios es investigar quiénes son sus clientes. Los clientes son el activo más valioso de cualquier empresa. Si sabemos quiénes contratan sus servicios y cuáles son las necesidades de estos clientes, podremos expresar con mayor facilidad cómo podemos ayudar a la empresa que estamos contactando a brindar un servicio todavía mejor a quienes los eligen. Muchas empresas muestran en sus sitios web algunos de sus clientes y esto nos puede ayudar a deducir, también, el área de especialidad en la que trabajan principalmente.
  3. A qué asociaciones pertenece: Si nuestro cliente pertenece a una asociación profesional o comercial, esto nos permitirá ver cuáles son sus intereses o los mercados en los que se desempeña y diseñar así una oferta de servicios más adecuada a ese cliente. Más aún si se trata de una asociación a la que ambos pertenecen, como podría ser la ATA. Si tenemos un lazo en común con el cliente, será más probable que le interese entablar una relación con nosotros.
  4. Su reputación: Si el cliente ha recibido algún reconocimiento en su rubro, o si tiene buenas calificaciones en los portales de traductores o de reputación de pago, por ejemplo, esto es algo que podemos mencionar como uno de los motivos por los que nos interesa trabajar con él. La mención de la buena reputación del cliente, si se aclara de dónde viene esa información, es, además, un cumplido muy distinto de otros que tan a menudo se ven, como “su prestigiosa empresa”, ya que es sincero e individualizado, y el cliente lo sabe.
  5. Su situación actual: Este punto es muy amplio y, por ese motivo, nos abre muchas posibilidades. Podemos mencionar desde un artículo que el cliente ha publicado recientemente hasta una dificultad que observamos que su empresa está atravesando (ya sea que el cliente la conozca o no, como si su sitio web está mal traducido). La idea es, una vez más, mostrarle al cliente que sabemos con quién estamos hablando y contarle cómo podemos ayudarle a mejorar su negocio en relación con la situación que hayamos observado.

Es importante que el cliente sepa que lo estamos contactando porque hay algo en particular que despertó nuestro interés por trabajar con él y no solamente porque estamos buscando cualquier cliente, sea quien sea. Si bien es sabido que una de las mejores estrategias es construir una buena reputación, de modo tal que sean los clientes quienes nos busquen a nosotros, la realidad es que muchas veces debemos tomar el control y salir a la búsqueda de clientes. Para esos casos, debemos saber cómo mejorar nuestras estrategias de comunicación para maximizar su efectividad y aumentar la cantidad de respuestas que recibimos.

¿Alguna vez le mandaste el mismo mensaje a muchos clientes? ¿Cómo te fue?

Juan Macarlupu
Juan Macarlupu
Juan Manuel Macarlupu Peña es un joven profesional con una vasta trayectoria en el mercado de la traducción. Es traductor público nacional de Inglés y brinda servicios de traducción, corrección, capacitación y consultoría externa, entre otros, a agencias y clientes directos en los cinco continentes. Juan ha llevado a cabo tareas de selección y evaluación de proveedores para importantes empresas de servicios lingüísticos, se ha desempeñado en la enseñanza de la traducción en instituciones públicas y privadas, y ha dictado cursos y conferencias para traductores noveles a lo largo y a lo ancho del país. Además, lleva adelante un blog en el que escribe artículos de interés para quienes están dando sus primeros pasos en el mundo de la traducción.

2 Comments

  1. ¡Hola Juan! Ante todo muchas gracias por compartir esta entrada. Me parece muy útil sobre todo para los traductores que están empezando y envían su CV a todas las agencias de traducción que encuentran, y la mayoría no tienen respuesta. Creo que este artículo les puede servir de gran ayuda. ¡Gracias por compartirlo!

  2. María dice:

    Muy interesante, gracias!

Responder a María Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *